fbpx

1. La escalada en tensiones geopolíticas compite ahora con el Coronavirus por cobertura en medios de comunicación. Es de esperar que la volatilidad siga siendo extrema mientras la pandemia continúa fuera de control y los Estados Unidos y China inician una nueva ronda de confrontaciones burocráticas.

Resumen de la Semana en Metales Preciosos - Julio 25 de 2020.
Resumen de la Semana en Metales Preciosos – Julio 25 de 2020.

2. Para la semana del 18 de julio, el número estacionalmente ajustado de estadounidenses que solicitaron auxilio estatal de desempleo invirtió curso. Con respecto de las cifras revisadas de la semana que le precedió, las solicitudes aumentaron esta semana en 109.000, para un total de 1.416.000. La revisión de las cifras de la semana del 11 de julio superó en 7.000 reclamaciones el cálculo inicial de 1.300.000, para un total de 1.307.000. A pesar de estos incrementos, la estimación de la media móvil cuadrisemanal cayó para la semana del 18 de julio, con respecto de las cifras revisadas de la semana anterior. Se calcula una disminución de 16.500 reclamaciones, para un total de 1.360.250. La revisión de la media móvil cuadrisemanal de la semana del 11 de julio arrojó 1.750 reclamaciones más que lo inicialmente estimado. Es de esperar que la volatilidad de los datos de desempleo se mantenga en el otoño, a medida que aumentan los nuevos casos de coronavirus y que escasean los tratamientos y los candidatos para los ensayos de las vacunas.

3. Empieza a desvanecerse el optimismo de que los puestos de trabajo perdidos a causa de la pandemia se recuperarían en algún momento. Según una nueva encuesta de la AP (Associated Press) y el centro de Investigación de Asuntos Públicos NORC (National Opinion Research Center), casi el 50 por ciento de los estadounidenses cuyos familiares fueron despedidos a raíz a la pandemia, creen que nunca se recuperarán esos trabajos. La extrapolación de esos datos significa que casi 10 millones de trabajadores tendrán que encontrar un nuevo lugar de trabajo, o una ejercer un oficio completamente nuevo —una tarea bastante ardua incluso en una economía que funciona plenamente.

4. En los Estados Unidos, la ola de bancarrotas que inició a principios de este año con la idea de que se trataba de cierres temporales, mutó a cierres permanentes para muchas de las tiendas que funcionan en locales. En este país, más de 140 empresas se han declarado en bancarrota este año y muchas culparon a la pandemia, al menos parcialmente, de sus fracasos. Ascena Retail Group, propietaria de reconocidas tiendas de ropa como Ann Taylor y Lane Bryant, fue la última en radicar su dosier y, seguramente, le seguirán más negocios. Los propietarios están cada vez más nerviosos conforme los inquilinos siguen sin poder pagar sus arriendos y piden gracias en sus pagos. Probablemente, el comercio minorista, la industria de servicios e incluso el mercado inmobiliario corporativo, cambiarán permanentemente por los efectos de la pandemia en cada uno de esos sectores. El teletrabajo, o trabajo desde casa, es la «nueva normalidad» para más y más trabajadores, lo que significa que las oficinas corporativas ya están buscando reducir su el tamaño de sus sitios de trabajo.

5. El Congreso de los Estados Unidos lucha por crear otro paquete de rescate según se acerca el fin de la ayuda federal complementaria para desempleados, consistente en $600 dólares por semana adicionales al auxilio estatal de desempleo. El repunte del coronavirus en varios estados ha creado nuevas dificultades para los desempleados, puesto que las empresas que los despidieron se han visto obligadas a continuar trabajando a capacidad limitada e, incluso, a someterse a nuevos cierres. El presidente Trump ha presionado para que se incluyan exenciones al impuesto sobre la nómina, con advertencias de que no firmará el próximo paquete de rescate a menos que se incorporen estas exoneraciones; al parecer, el nuevo proyecto de ley no las contiene. Steven Mnuchin, Secretario del Tesoro, afirmó el viernes que el plan de alivio que los republicanos preparan incluirá una extensión de la ayuda complementaria de desempleo, pero aclaran que esta cubrirá aproximadamente el 70% del salario previo de los afectados. El jueves, el presidente Trump parecía retirar su promesa de no firmar ninguna nueva legislación sin la inclusión de la exención al impuesto sobre la nómina cuando trinó que «los demócratas han declarado firmemente que no aprobarán una reducción de impuestos sobre la nómina (¡qué lástima!). Sería genial para los trabajadores. Por lo tanto, los republicanos no querían pedir [la reducción]. ¡Cómo de costumbre, los dem[ócratas]s están lastimando a los trabajadores y trabajadoras de nuestro país!»

6. Las tensiones entre los Estados Unidos y China escalaron esta semana cuando los Estados Unidos ordenaron al consulado chino en Houston, Texas, que «cesara todas las operaciones y eventos» para el miércoles. Los Estados Unidos afirman que el cierre fue necesario para proteger la propiedad intelectual estadounidense y la información privada de sus ciudadanos. La jugada se produjo después de que personal de emergencia respondiera a los informes de humo en el consulado el martes por la noche. Medios de comunicación locales filmaron lo que parecían ser funcionarios del consulado quemando documentos en el patio en el momento en que se le negaba la entrada al recinto a los bomberos.

A principios de la semana, los Estados Unidos presentaron cargos contra dos presuntos hackers chinos por una «extensa campaña global de intrusión informática» que tenía por blanco la investigación sobre el nuevo coronavirus que desde diciembre asola todo el mundo. El FBI también arrestó a una investigadora china por no haber declarado en su solicitud que había servido en el ejército chino. China tomó represalias por las acciones de Estados Unidos el viernes al ordenar el cierre de un consulado estadounidense ubicado cerca de la región autónoma del Tíbet. El Ministerio de Relaciones Exteriores de China dijo en un comunicado que «la situación actual entre China y los Estados Unidos es algo que la parte china no quiere ver. La responsabilidad recae enteramente en los Estados Unidos. Instamos de nuevo a la parte estadounidense a que revoque inmediatamente sus decisiones erróneas y a crear las condiciones necesarias para que la relación entre los dos países vuelva a la normalidad». Hasta ahora, los funcionarios estadounidenses no han dicho si cumplirán con la orden de cerrar el consulado en Chengdu, China.

7. Nuevamente, los precios del crudo se mantuvieron bastante estables esta semana. El viernes, el crudo Brent se cotizó ligeramente al alza para la semana y alcanzó los $43,34 dólares por barril; por su parte, el crudo West Texas Intermediate se transó también al alza para la semana en $41,29 dólares por barril. Los analistas mantienen la cautela en lo concerniente a las previsiones de la demanda debido a que la intensificación de las tensiones entre China y Estados Unidos —los dos mayores consumidores de petróleo del mundo—no parece menguar. Los nuevos casos de coronavirus siguen aumentando en todo el mundo y también empujan a la baja las previsiones de la demanda de crudo.

8. Al inicio de la semana de negociaciones, el euro se desplomó frente el dólar estadounidense; no obstante, recuperó rápidamente su terreno y se movió lateralmente a lo largo del lunes y el martes. A última hora del martes, la moneda europea inició un ascenso que duró hasta el jueves. La divisa europea terminó la semana en subida y cerrará las negociaciones al alza frente al dólar estadounidense. El yen cayó ligeramente por debajo del dólar estadounidense al comienzo de semana, luego flotó lateralmente cerca de los valores de apertura durante la mayor parte de la semana. A última hora del jueves, la divisa japonesa inició un ascenso, alcanzó los máximos de la semana justo antes del cierre del viernes y luego bajó ligeramente; sin embargo, cerrará la semana al alza frente al dólar estadounidense.

Es probable que la actual pandemia y las crecientes tensiones geopolíticas entre Estados Unidos y China sigan provocando altos niveles de volatilidad en todos los mercados. La administración de Donald J. Trump ordenó el cierre de la oficina consular de China en Houston, Texas, para el miércoles. Según se arguyó, años de trabajo de inteligencia del FBI prueban que esta oficina era un hervidero de actividades de espionaje chinas en los Estados Unidos. Varios funcionarios estadounidenses dicen que el gobierno chino utilizó el consulado de Houston para robar contenidos de investigaciones médicas e intentar infiltrarse en empresas de petróleo y gas natural, bastante comunes en Texas y sus alrededores.

El martes, día anterior al cierre del consulado, los vecinos advirtieron personas que prendían fuego en el patio interior del consulado; cuando el Departamento de Bomberos de Houston respondió a las llamadas, se le negó la entrada al recinto. Según declaraciones del departamento de bomberos «los ocupantes del edificio negaron el acceso a los equipos de bomberos… según el acuerdo internacional, sólo puede obtenerse acceso a la propiedad con consentimiento».

China tomó represalias por las decisiones estadounidenses con una orden de cierre del consulado estadounidense que queda cerca del Tíbet. En otras noticias sobre las relaciones entre China y Estados Unidos, el FBI arrestó a una investigadora china fugitiva quien, aparentemente, mintió en su solicitud de visa y no declaró haber servido en el ejército chino. La investigadora se había refugiado en el consulado de San Francisco, pero fue finalmente detenida.

El Congreso de los Estados Unidos está tratando de redactar rápidamente otro proyecto de ley de estímulo, en un esfuerzo más por hacer frente a la pandemia en curso. Según Mitch McConnell, republicano y líder de la mayoría en el Senado, el nuevo paquete probablemente costará $1 billón de dólares. Según Steven Mnuchin, Secretario del Tesoro, el nuevo plan contendrá una ronda adicional de pagos directos a los trabajadores estadounidenses, además de una extensión de la ayuda complementaria del gobierno federal. El repunte de los casos de coronavirus ha puesto más presión sobre las pequeñas empresas de la nación al obligar a muchas de ellas a reducir su capacidad e, incluso, a retrasar la reapertura; muchas empresas funcionan desde marzo con niveles drásticamente menores de ingresos o sin ninguna entrada.

Millones de estadounidenses siguen desempleados y el continuo aumento de los casos de coronavirus posterga aún más las posibles fechas de reapertura. En los Estados Unidos, la propagación del coronavirus permanece como un punto caliente de la política actual en tanto Joe Biden —aspirante a candidato del partido demócrata para las elecciones presidenciales de noviembre— trata de convencer al público de que la respuesta del presidente Trump al coronavirus ha sido sustancialmente inadecuada y que sólo él puede enderezar la situación. Biden enfrenta fuertes críticas por favorecer a los liberales de extrema izquierda que desean rescindir la financiación de las fuerzas policiales en los Estados Unidos y empujar fuertemente el país hacia el socialismo, si no al comunismo. Por otra parte, siguen circulando acusaciones de que no sólo Rusia, sino también China intenta «entrometerse» en las próximas elecciones de Estados Unidos.

A medida que la geopolítica y los continuos problemas de salud a nivel mundial mantienen la incertidumbre a niveles elevadísimos, los inversores recurren cada vez más a metales preciosos, en particular, al oro y la plata. El rol de estos metales como refugio seguro de capitales arduamente ganados permanece vigente; asimismo, siguen siendo un medio de diversificación y protección de portafolios contra nuevas recesiones en los mercados de renta variables.

Recuerde que los metales preciosos siempre deben ser vistos como una inversión a largo plazo y que la clave para la rentabilidad es adquirir, poseer los productos físicos y mantenerlos a largo plazo. Tenga siempre presente que no debe abusar de su capacidad de mantener la propiedad de sus metales preciosos a largo plazo.

Departamento Comercial—Precious Metals International, Ltda

Cierre de viernes a viernes (precios de cierre Nueva York)

Julio 17 de 2020 Julio 24 de 2020 Cambio Neto
Oro $1809.25 $1900.00 90.75 + 5.02%
Plata $19.38 $22.63 3.25 + 16.77%
Platino $837.10 $922.50 85.40 + 10.20%
Paladio $2043.20 $2216.10 172.90 + 8.46%
Dow Jones 26671.95 26469.89 (202.06) – 0.76%

Comparaciones de años previos

Julio 26 de 2019 Julio 24 de 2020 Cambio Neto
Oro $1419.45 $1900.00 480.55 + 33.85%
Plata $16.37 $22.63 6.26 + 38.24%
Platino $864.10 $922.50 58.40 + 6.76%
Paladio $1536.00 $2216.10 680.10 + 44.28%
Dow Jones 27192.45 26469.89 (722.56) – 2.66%

Niveles de Soporte y Resistencia a corto plazo para la semana siguiente.

Oro Plata
Soporte 1880/1850/1800 20.00/19.80/19.60
Resistencia 1920/1980/2000 23.00/23.50/24.00
Platino Paladio
Soporte 900/880/840 2100/2000/1880
Resistencia 940/960/1000 2250/2300/2450
Esta no es una solicitud de compra o venta.
© 2020, Precious Metals International, Ltd.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: